Ana Sanchez: Lo que más me gusta de vivir en Melbourne es el multiculturalismo. ¡Melbourne es como tener el mundo entero en una sola ciudad! YouTube Study Melbourne

Ana Sanchez

La ciudad natal de Ana Sanchez es la bulliciosa Cali, en Colombia, conocida por su pasión por los deportes y por bailar salsa. Cali puede encontrarse del otro lado del Océano Pacífico Sur, pero Ana no ha sentido nostalgia por su hogar.

Melbourne es una ciudad de diversidad

Ana se estableció rápidamente en lo que ella llama la ciudad más multicultural que ha conocido, y ha hecho grandes amigos de todo el mundo.

‘Lo que más me gusta de vivir en Melbourne es el multiculturalismo. Nunca había experimentado nada parecido. La ciudad es un crisol de diferentes tipos de culturas y tradiciones. ¡Melbourne es como tener el mundo entero en una sola ciudad!’, dice Ana.

Ana está a punto de recibir un certificado de nivel avanzado de inglés y ha disfrutado enormemente cada momento del tiempo que ha pasado en Melbourne. Antes de llegar a Australia, dedicó un tiempo considerable a investigar puntos de destino adecuados.

Melbourne lo tiene todo: oportunidades educativas, naturaleza, es vibrante, segura

‘Para mí era realmente importante estudiar en una ciudad que tuviera una combinación de excelentes oportunidades educativas, hermosas experiencias naturales, así como una comunidad segura y vibrante para los jóvenes. Melbourne cumplía todos esos requisitos y más’.

Haz amigos de todo el mundo

Ana ha mejorado su nivel de inglés significativamente. También ha dedicado tiempo a explorar la ciudad y Victoria, y ha hecho amigos de todo el mundo. El hecho de que la ciudad sea hogar de estudiantes y trabajadores de diversos países permitió que Ana se sintiera bienvenida y como en casa rápidamente.

‘Estoy tan feliz de haber elegido Melbourne. ¡Es sencillamente fabulosa! He conocido a muchísimas personas de lugares diferentes, he probado comidas increíbles y he disfrutado de los paisajes más espectaculares. Melbourne es un lugar donde es prácticamente imposible aburrirse’.

Cuando le preguntamos si tenía algún consejo para los estudiantes que estuvieran evaluando venir a Melbourne, no tuvo dudas:

‘¡Vengan! No se arrepentirán. Lo más difícil de estar en Melbourne es saber que no es para siempre. Si vienes, espero que hagas un esfuerzo por hacer que cada día sea especial e interesante y absorbas todo lo que la ciudad tiene para ofrecer’.